LOS PEQUEÑOS EN LA PLAYA

Consejitos para nuestros pequeños en la playa.

Obtenido de:

http://charhadas.com/ideas/36998-consejos-para-llevar-a-tu-bebe-a-la-playa?category_id=69-viajes

  • ¿Cuándo y cuanto?

 

Si tu bebé tiene menos de seis meses no es nada recomendable llevarle a la playa, su piel es aún excesivamente delicada y tanto el sol, como la arena y la sal pueden causarle molestas irritaciones en el mejor de los casos y problemas de alergia en el peor.
Si ya tiene más de seis meses, ¡ya puede conocer la playa!, pero con mucho cuidado y evitando las horas fuertes de calor y sol. Puedes bajar con él a la playa a primera hora de la mañana ( de 9:00 a 11:00) o al caer la tarde (a partir de las 17:30), así evitaras las horas mas peligrosas del día y podrá disfrutar de la playa mas fresquito y sin miedo a golpes de calor.
  • Baños refrescantes

 

Si tu bebé tiene más de seis meses  puedes bañarlo en el mar con muchísimo cuidado y siempre menos de 5 minutos, su sistema termorregulador todavía no es del todo eficaz y se enfriará rápidamente, así que no olvides secarle y cambiarle inmediatamente después de cada baño.
Es recomendable llevar una pequeña piscina hinchable con agua del grifo para tenerla debajo de la sombrilla y que se pueda refrescar sin necesidad de meterse en el mar.
  • Protección total

 

El sol puede ser muy muy peligroso para tu bebé, por eso debes estar muy pendiente de que este totalmente cubierto con una crema de protección solar hipoalergénica y con factor 50 como mínimo.
Además no puedes olvidar que siempre lleve la cabeza cubierta y que nunca se quede desnudo sobre la arena ya que el reflejo del sol en esta es aún mas perjudicial , así que intenta tenerle vestido con prendas frescas y ligeras que cubren la mayor parte de su piel .
Y  olvides proteger sus ojos con una gafas de sol adecuadas para bebé.
  •  Cuidado con la arena

 

La arena de la playa va a ser todo un descubrimiento para él, pero tenemos que tener cuidado. Lo primero es mantenerlo siempre vestido y bajo la sombrilla para que no se queme con la arena caliente y siempre sobre una toalla para evitar irritaciones.
Si decide que la arena se come…cosa muy común por cierto, no os alarmáis, la arena se adhiere a la lengua y podrás limpiarle la boca con una toallita húmeda, pero no le des agua o se tragará toda la arena que tenga en la boca.

Después de la playa no olvideís bañarle bien y poner énfasis en los pliegues de la piel donde siempre queda algo de arena.

Anuncios

HA LLEGADO LA VARICELA!!!

Desde hace unos días, ha llegado la varicela a nuestras vidas y ha decidido quedarse un poco más. La guardería de mi pequeño es el walking dead de la varicela para la delicia de los padres.

Os dejo información de la varicela, aunque todos la conocemos.

Es una infección viral por la cual la persona presenta ampollas extremadamente pruriginosas en todo el cuerpo. La varicela solía ser una de las enfermedades clásicas de la niñez. Sin embargo, desde la llegada de la vacuna contra dicha enfermedad, ésta se ha vuelto mucho menos común.

Causas

El virus que causa la varicela es el varicela zoster, un miembro de la familia del herpesvirus, que causa también el herpes zóster (culebrilla) en los adultos.

La varicela se puede contagiar muy fácilmente a otras personas. Usted puede contraerla tocando los líquidos de una ampolla de varicela o si alguien con varicela tose o estornuda cerca de usted. Aun aquéllos con una enfermedad leve pueden ser contagiosos.

Una persona se vuelve contagiosa 1 o 2 días antes de que aparezcan las ampollas y continúa siendo contagiosa hasta que todas las ampollas hayan formado costra.

La mayoría de los casos de varicela ocurre en los niños menores de 10 años. La enfermedad es generalmente leve, aunque algunas veces ocurren complicaciones serias. Los adultos y niños mayores generalmente se enferman más que los niños pequeños.

No es muy probable que los niños cuyas madres hayan tenido varicela o hayan recibido la vacuna contra esta enfermedad la contraigan antes de cumplir un año de edad. Si la contraen, a menudo tienen casos leves, lo cual se debe a que los anticuerpos de la sangre de sus madres ayudan a protegerlos. Los niños de menos de un año cuyas madres no han tenido varicela o no han recibido la vacuna pueden contraer una varicela grave.

Los síntomas serios de varicela son más comunes en niños cuyo sistema inmunitario no funciona muy bien a causa de una enfermedad o medicamentos como quimioterapia y esteroides.

Síntomas

La mayoría de los niños con varicela presentan los siguientes síntomas antes de que aparezca el sarpullido:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago

El sarpullido de la varicela ocurre entre 10 y 21 días después de haber tenido contacto con alguien que tenía la enfermedad. El niño promedio presenta de 250 a 500 ampollas pequeñas, llenas de líquido y pruriginosas, sobre manchas rojas en la piel.

  • Las ampollas frecuentemente se observan primero en la cara, la parte media del cuerpo o el cuero cabelludo.
  • Después de uno o dos días, las ampollas se tornan grises y forman costras. Mientras tanto, nuevas ampollas brotan en grupos; a menudo aparecen en la boca, la vagina y en los párpados.
  • Los niños con problemas cutáneos, como eccema, pueden presentar miles de ampollas.

La mayoría de las ampollas de varicela no dejarán cicatrices a menos que resulten infectadas con bacterias a causa del rascado.

Algunos niños que hayan recibido la vacuna aun desarrollarán casos leves de varicela. Ellos por lo regular se recuperan mucho más rápido y presentan sólo unas pocas ampollas de varicela (menos de 30). Estos casos a menudo son más difíciles de diagnosticar; sin embargo, estos niños pueden igualmente transmitir la varicela a otros.