CAMBIO LAS COPAS DE LOS FINES DE SEMANA POR EVENTOS INFANTILES

Antes de ser madre sólo pensaba en cómo planificarme el fin de semana de manera que pudiera tener tiempo para las responsabilidades y para salir a tomar una copa, una cervecita al sol, café con los amigos, cualquier evento para ponerme un tacón y estar con las amigas. Ahora me sorprendo a mí misma, buscando como loca eventos infantiles y planes para ir con el pequeño. No es que sea la mejor madre del mundo, sino que prefiero sacar al niño a la calle que dejarlo en casa haciendo una trastada detrás de otra.

Está demostrado científicamente y “locamente” que si me quedo en casa mucho tiempo(acompañada)  me dan ganas de abrirme las venas, porque entre las tareas domésticas, preparar clases para mis alumnos de las academias, estudiar inglés,quehaceres académicos varios y aguantar al niño y al esposo-amante-padre del niño-que a aveces saca de quicio…pues claro, se me quitan las ganas de vivir. Si para colmo mi dulce principito-gremlin se queda en casa, a las diez de la noche, le grito hasta al gato, tengo los ojos vueltos y me dan ganas de tirarme desde el sexto y/o de salir corriendo como las locas con unas tacones a emborracharme cual alma en pena solitaria en la barra de un bar estilo película de serie B.

Así que, con semejante panorama (y que mis mejores amigas y aliadas viven fuera del país gracias a la crisis), me lanzo a buscar eventos infantiles y actividades para entretener al niño, sentirme una buena madre y tener contento al padre. La consecuencia de buscar planazos, es que cuando llegamos a casa, mis obligaciones dispersas siguen ahí y mis ganas de abrirme las venas, también. Por eso, me he comprado un arsenal para hacer gin-tonic y al menos, las borracheras se quedan en casa hasta que lleguen las amigas.

Os deseo buena semana.

Anuncios

KIT DE SUPERVIVENCIA PARA NUEVAS MAMIS

Cuando recibimos la noticia de que estamos embarazadas, primero sentimos sorpresa, después alegría, miedo, incertidumbre, arrepentimiento, tristeza, emoción, etc etc. Creo que ese es justo el momento en el que nuestras hormonas y nuestras neuronas comienzan su lucha y nos volvemos locas…

Después, leemos todo lo que existe ( y lo que no ) sobre maternidad, embarazo, paternidad, educación, y un sinfín de revistas, libros y hasta publicidad que cae en nuestras manos. Sin embargo, yo os traigo el Kit infalible para nuevas y futuras mamis (inspirado por mi cuñada Kris, a la que pienso regalarle un kit especial cuando llegue el momento).

Tomad nota:

– Un kit (grande) de productos express de belleza para estar siempre lista (que no lo estarás y todo se volverá express).

– Mochilas (a granel) para el bicho en cuestión donde siempre siempre meterás y tendrás preparado toallitas, ropa, agua, pañales, biberón, leche (brik mini), baberolas , paciencia y etc etc.

– Manoletinas siempre siempre en el carrito.

– Agua para tí (por aquello de los sofocos).

– Cascos para escuchar música para que no te llegue el sonido de la rabieta.

– Teléfono siempre cargado y con conexión a internet por si hay que salir corriendo y abandonar al nene.

– Revistas, muchas, da igual de lo que sea, para distraerte y no escuchar a otras modas locas cuando te sientas en un parque.

– Una noche al mes de intimidad conyugal, por aquello de los daños colaterales por abandonar el lecho conyugal.

– Tacones y minifalda para subirse de vez en cuando en ellos y ponerse la minifalda- aunque sea para verse unos minutos en el espejo y recordar lo que una fue- para bajarse después del andamio y darte cuenta de que la mini no debería ser tan mini.

– Detergente a granel por todas las lavadoras que tendrás que poner.

– Bonos y carnets de todas las tiendas de la ciudad dedicadas a niños (irremediablemente sustituirán a tus carnets de puntos de tiendas de cosmética, perfumes, ropa y de desayunos gratis).

Prometo traer más, os dejo porque mi principito-gremlin me reclama…

 ilustración de internet

MADRES SIN PHOTOSHOP

Cuando te planteas ser madre, te “venden” que todo será maravilloso, que tu cuerpo volverá a ser el que era, que todos te comprenderán y aspectos varios que luego no son así.

Además, estamos hartas de ver a mujeres que poco tiempo después de ser madres, están ( o parecen) estupendas, divinas, perfectas, sexys y encantadoras.Pero eso no es así.

La fotógrafa Jade Bell, realizó un proyecto fotográfico bellísimo en el que aparecen madres sin photoshop mostrando las huellas hermosas y no tan hermosas que la maternidad nos deja.

LLEVAR A TU HIJO AL TOYS R US=GREMLIN HACIENDO DE LAS SUYAS

La última vez que llevé a mi nene al Toys “R”us, tenía meses y aún no tenía conciencia de que aquello era un paraíso para él. Pues bien, este sábado, después de una feliz mañana de escuchar (yo solita!!!) lecturas poéticas, mi querido esposo me recogió junto al gremlin para ir a un centro comercial.

Su padre y yo, felices porque habíamos planeado comer y comprar cositas, además de unos regalos, nos pusimos en camino. Después de una comida, no tranquila, pues el peque no deja hacer nada y recados varios entramos en Toys R us, el paraíso para los niños, el infierno para los padres. Al principio el peque estaba tranquilo, hasta que al padre se le ocurre bajarlo y desatarlo!!!! del cochecito. Los pelos se me pusieron de punta y el estómago me dio un vuelco. Cómo se le ocurre soltar al gremlin????Mientras yo iba poniendo cara de la niña del exorcista, mi principito-gremlin se iba convirtiendo en el muñeco diabólico. Su padre me preguntaba: “¿compramos este juego para los mellis?, ¿has visto esta pizarra?¿ me estás haciendo caso?”. Mi mala leche iba subiendo y le dije al padre que cómo quería que le mirase si tenía que correr detrás del niño para montar lo que él iba desmontando mientras decía Oh, oh, oh, como sino hubiera visto un juguete en su vida. Después de tirar cochecitos, calcetines y bolígrafos, mientras una chica que reponía me miraba con cara de “te perdono la vida si atas a eso”; su padre (que caminaba tranquilamente, mientras yo perdía hasta las ganas de vivir) lo llevaba a una zona de bicis, coches que costaban más que el míos y patines. A ver lumbreras, como coño se te ocurre meter aquí al niño!!!!!!. Al final, no compramos juguetes pero sí unos pijamas super monos y mi libertad para salir de allí!!!!!!!.

Por qué una mascota

 

Una mascota es capaz de educar socialmente a un  niño, debido a sus capacidades de relación, ya que el grado de desarrollo de los circuitos cerebrales de los animales de los que hablamos, les permite aprender y estructurar conductas.

Los animales de compañía son capaces de descifrar las señales emitidas por los humanos, interpretando nuestros estados mentales y deducir nuestras intenciones.

·       El perro en particular:

Da ejemplo de expresividad, aceptación, fidelidad y lealtad, satisfacción ante pequeños regalos, enseña a los niños a saber estar solos si es necesario, a adaptarse a las normas de la familia y de la convivencia.

·       El gato en particular:

Enseña autonomía e independencia, el “no” (ya que no siempre responde a las peticiones de juego o interactividad con el niño), y entrena a los niños a ser observadores y precavidos.

¿Cuáles son los beneficios de tener mascota para los niños?

1.   Beneficios para la salud:

a.   Disminuye el stress, lo que ayuda a que sean  niños menos agresivos.

b.    Mejora la autoestima y el bienestar psicológico, pues se sienten muy queridos por su mascota y, al cumplir con la obligación de alimentarlos, limpiarlos y cuidar de ellos, estamos creando en su interior una sensación de utilidad y motivación muy positivas.

c.    Disminuye el número de afecciones psicosomáticas: ansiedad, dolor de cabeza o abdominal, alteraciones del apetito, o problemas cutáneos.

d.    Exige un incremento en la actividad física, hecho de relevada importancia, dado el sedentarismo que hoy en día padecen nuestros hijos.

e.   Regula el ritmo cardíaco y la tensión arterial, el mero acto de acariciar nuestra mascota.

Porque hay que enseñar a nuestros hijos a respetar lo que le rodea,  a las personas, la naturaleza, los animales…y por fotos como esta de mi peque….

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LAS MADRES NI SIQUIERA PUEDEN “HACER PIS” TRANQUILAS

Mi pequeño diablillo no para desde que se levanta (como muchos otros niños). Tiene el don de enamorarme pero también de convertirme en la niña del exorcista!!!!!!!!!!!!!!!. Hace unos días, cuando nos levantamos  fuimos al baño. Todas las madres sabemos que cuando son tan peques (16 meses) se nos pegan como lapas, así que como cualquier otro humano tuve que entrar al baño pero con mi lapa incorporada. Mi peque que es veloz cual estrella fugaz, no tuvo otra cosa mejor que hacer que meter la mano mientras yo hacía pis!!!! y……… el resultado lo imagináis no?.

Mientras yo intentaba terminar, mi pequeño gremlin corría por el pasillo camino de cocina y terraza. En ese momento, recordé que la puerta de la terraza no estaba cerrada!!!así que mientras (literalmente) me subía las bragas y corría tras él (una imagen bochornosa sí), él ya había entrado en la terraza, se había echado el agua del bebedero del gato por encima y estaba a punto de comerse el pienso (por trillonésima vez). Toda esta acción trepidante antes de las 8 de la mañana.

La foto final era preciosa: Una madre histérica, con pelos de loca, bragas mal colocadas  y pantalones aún peor, descalza mientras gritaba: “Adrián no, Adrián no”. Pequeño gremlin con los pelos de loco (como la madre), descalzo, chupete medio caído, sonrisa de malo y hoyitos en la cara. Así daba gana de comérselo por malo y por guapo.

  Ilustración de Maitena