KIT DE SUPERVIVENCIA PARA NUEVAS MAMIS

Cuando recibimos la noticia de que estamos embarazadas, primero sentimos sorpresa, después alegría, miedo, incertidumbre, arrepentimiento, tristeza, emoción, etc etc. Creo que ese es justo el momento en el que nuestras hormonas y nuestras neuronas comienzan su lucha y nos volvemos locas…

Después, leemos todo lo que existe ( y lo que no ) sobre maternidad, embarazo, paternidad, educación, y un sinfín de revistas, libros y hasta publicidad que cae en nuestras manos. Sin embargo, yo os traigo el Kit infalible para nuevas y futuras mamis (inspirado por mi cuñada Kris, a la que pienso regalarle un kit especial cuando llegue el momento).

Tomad nota:

– Un kit (grande) de productos express de belleza para estar siempre lista (que no lo estarás y todo se volverá express).

– Mochilas (a granel) para el bicho en cuestión donde siempre siempre meterás y tendrás preparado toallitas, ropa, agua, pañales, biberón, leche (brik mini), baberolas , paciencia y etc etc.

– Manoletinas siempre siempre en el carrito.

– Agua para tí (por aquello de los sofocos).

– Cascos para escuchar música para que no te llegue el sonido de la rabieta.

– Teléfono siempre cargado y con conexión a internet por si hay que salir corriendo y abandonar al nene.

– Revistas, muchas, da igual de lo que sea, para distraerte y no escuchar a otras modas locas cuando te sientas en un parque.

– Una noche al mes de intimidad conyugal, por aquello de los daños colaterales por abandonar el lecho conyugal.

– Tacones y minifalda para subirse de vez en cuando en ellos y ponerse la minifalda- aunque sea para verse unos minutos en el espejo y recordar lo que una fue- para bajarse después del andamio y darte cuenta de que la mini no debería ser tan mini.

– Detergente a granel por todas las lavadoras que tendrás que poner.

– Bonos y carnets de todas las tiendas de la ciudad dedicadas a niños (irremediablemente sustituirán a tus carnets de puntos de tiendas de cosmética, perfumes, ropa y de desayunos gratis).

Prometo traer más, os dejo porque mi principito-gremlin me reclama…

 ilustración de internet

MADRES SIN PHOTOSHOP

Cuando te planteas ser madre, te “venden” que todo será maravilloso, que tu cuerpo volverá a ser el que era, que todos te comprenderán y aspectos varios que luego no son así.

Además, estamos hartas de ver a mujeres que poco tiempo después de ser madres, están ( o parecen) estupendas, divinas, perfectas, sexys y encantadoras.Pero eso no es así.

La fotógrafa Jade Bell, realizó un proyecto fotográfico bellísimo en el que aparecen madres sin photoshop mostrando las huellas hermosas y no tan hermosas que la maternidad nos deja.