“LOS AHORA”, JOYERÍA PARA EL DÍA DE LA MADRE

Los Ahoras son pequeños pájaros, felices, coloridos, cantarines y vivían el presente. Cada persona tiene su Ahora que forma una simbiosis y nos dan momentos de consciencia y felicidad. Pero si un Ahora se funde con el Antes y el Después, los pájaros cambian su color y se vuelven siniestros y tristes perdiendo su magia. Por ello, el Ahora debe ser feliz, intenso y bello.

Creando una leyenda, los diseñadores de Los Ahoras nos regalan una joyería fina, bella y mágica perfecta para cualquier ocasión y por supuesto, para el día de las madres.

En su web, encontraréis toda la información necesaria.

http://www.losahoras.com/

LA CATETA DEL GIMNASIO O CÓMO ELEGIR MODELO PARA QUE TE MARTIRICEN HACIENDO DEPORTE

https://caperucitarojaesmama.wordpress.com/

ILUSTRACIÓN: MAITENA

¡Qué bonito es ir al gimnasio y glamouroso! (cuando lo hacen otras). A las mujeres se nos tortura mucho con la imagen. Debemos estar divinas, tonificadas, sin “cosas” caídas, maquilladas, bla bla. Pero a mí la verdad, esto no me afecta mucho. El motivo o los motivos para ir al gimnasio están relacionados con mi salud y no con mis 15 kilos de más (o sí?).

Tras muchoooooo tiempo sin pisar un gimnasio, por fin empiezo. Una de las primeras cosas es la motivación. Ay bendita motivación, cuanto se habla de ella. Yo la trabajo mucho con mis alumnos y funciona, pero para mí no. Pues bien, ya que medio estás motivada y ves modelitos y fotos en instagram para ir al gimnasio, te vas a  tu armario y sorpresa!!!es penoso. Mi “atrezzo” para gimnasio es horrible, os lo describo (y no exagero):

-Camisetas de manga corta-  todas de mi marido- con publicidad de su equipo de pesca, de su trabajo o las que regalaban con el periódico con las iniciales de los jugadores de los dibujos “Oliver y Benji”. Original vas desde luego, pero cutre también.

-Mallas, por Dios que mallas!!!. Las que usas para estar en casa que ya en vez de mallas, no sabes ni lo que es. A eso le añades que todo se te ajusta demasiado y se te nota hasta michelines que no sabías que tenías.

– Deportivas. Medianamente decentes pero modelo “cuando iba al instituto y estabas buena”.

Con este material, empiezas a probarte y lógicamente, no eres una foto de instagram, sino “la Lola” de las velas negras o una morcilla con mallas (y de las feas). Te deprimes y mucho. Así que decides que con esa guisa no puedes ir al gimnasio. Te sigues motivando, te pones carteles y fotos por todos sitios y por supuesto, mañana vamos a comprar modelito, no sea que revienten las mallas…

Cómo no morir en la primera en clase, en unos días….