KIT DE SUPERVIVENCIA PARA NUEVAS MAMIS

Cuando recibimos la noticia de que estamos embarazadas, primero sentimos sorpresa, después alegría, miedo, incertidumbre, arrepentimiento, tristeza, emoción, etc etc. Creo que ese es justo el momento en el que nuestras hormonas y nuestras neuronas comienzan su lucha y nos volvemos locas…

Después, leemos todo lo que existe ( y lo que no ) sobre maternidad, embarazo, paternidad, educación, y un sinfín de revistas, libros y hasta publicidad que cae en nuestras manos. Sin embargo, yo os traigo el Kit infalible para nuevas y futuras mamis (inspirado por mi cuñada Kris, a la que pienso regalarle un kit especial cuando llegue el momento).

Tomad nota:

– Un kit (grande) de productos express de belleza para estar siempre lista (que no lo estarás y todo se volverá express).

– Mochilas (a granel) para el bicho en cuestión donde siempre siempre meterás y tendrás preparado toallitas, ropa, agua, pañales, biberón, leche (brik mini), baberolas , paciencia y etc etc.

– Manoletinas siempre siempre en el carrito.

– Agua para tí (por aquello de los sofocos).

– Cascos para escuchar música para que no te llegue el sonido de la rabieta.

– Teléfono siempre cargado y con conexión a internet por si hay que salir corriendo y abandonar al nene.

– Revistas, muchas, da igual de lo que sea, para distraerte y no escuchar a otras modas locas cuando te sientas en un parque.

– Una noche al mes de intimidad conyugal, por aquello de los daños colaterales por abandonar el lecho conyugal.

– Tacones y minifalda para subirse de vez en cuando en ellos y ponerse la minifalda- aunque sea para verse unos minutos en el espejo y recordar lo que una fue- para bajarse después del andamio y darte cuenta de que la mini no debería ser tan mini.

– Detergente a granel por todas las lavadoras que tendrás que poner.

– Bonos y carnets de todas las tiendas de la ciudad dedicadas a niños (irremediablemente sustituirán a tus carnets de puntos de tiendas de cosmética, perfumes, ropa y de desayunos gratis).

Prometo traer más, os dejo porque mi principito-gremlin me reclama…

 ilustración de internet

Anuncios

DIFERENCIAS ENTRE SER LA HIJA O LA NUERA

Como todas sabemos, hay mucha leyenda urbana y no tan leyenda sobre la relación entre hijas y madres, suegras y nueras y otras relaciones forzosas varias.

En este caso, hablaremos de algunas diferencias entre ser la hija o la nuera. En mi caso, como mi suegra no tiene hijas, he tenido la suerte de no ver esas diferencias, así  que , esto no va para suegra (que ella también me lee a veces y no es cuestión de que ponga cara de: joder con mi nuera que la mato).

HIja: sino puede fregar o recoger la casa, es que está muy cansada.    Nuera: sino recoge o friega, es una vaga que tiene al marido de esclavo.

Hija: si le es infiel al marido, es porque él se lo ha buscado.       Nuera: si le es infiel al marido, es porque la muchacha es un pendón desorejado.

Hija: si se queja de que tiene a unos niños poseídos por el demonio, es que la pobre está estresada y de verdad los niños son un coñazo.       Nuera: si se queja de lo mismo, es que no es una “mujer en condiciones”, es una histérica y las mujeres “antiguas” si eran unas madres en condiciones.

Hija: si se gasta  más de la cuenta en ropa, es que lo necesita y ella nunca derrocha.      Nuera: es una inconsciente, que llevará al marido a la ruina.

Hija: si sale con las amigas y el marido se queda en casa, no pasa nada porque la muchacha lo necesita.   Nuera: para qué leche va a salir, a saber qué hará por ahí.

Bueno chicas, hay muchas más diferencias. Contad algunas si os animáis. Felicidades a todas aquellas que su marido solo tiene hermanos.

besitos