OPERACIÓN: QUITAMOS PAÑAL

Mi principito-gremlin ya es un hombrecito ( 2 años y 4 meses) y estamos ante la operación: “quitamos pañal y marcamos la casa como los gatos”. Cuando la seño de la guarde me dijo que iba a empezar con la operación, porque el niño está muy espabilado y ya hacía amago él solito de quitarse el pañal, no sabía si emocionarme o tirarme de los pelos.

Por un lado, estaba pletórica pensando qué grande está mi niño, qué ilusión, qué ahorro de pañal hasta que pensé de verdad….. Dios mío!!!!!!me dieron ganas de salir corriendo y volver a la guardería. Pensé en los kilos de calzoncillos que tendría que comprar (sí sí kilos porque sino, no tienes suficientes), las fregonas que iba a usar, las toallitas, etc y no hablemos de las cacas!!!!. No me quedó más remedio que armarme de paciencia  (y de kits) y hemos comenzado.

El niño marca la casa como si fuera mi gato, avisa casi cuando se mea encima al grito de:” mami cole, cole” (dícese mami corre, corre) mientras se baja los calzoncillos de Pepa Pig y no sabe si sentarse en el váter infantil o mear de pie como su padre (eso dice el nene). Así que, cuando se decide, ya he tenido que coger la fregona y se me ha puesto cara de loca recién salida del peor manicomio de serie americana.

Tengo que reconocer que la mayoría de las veces, suele hacerlo bien y todo lo que eso conlleva: jaleo, palmas, gritos de olé casi de forofo loco de fútbol, etc etc, por aquello del reforzamiento positivo. De las cacas, ni hablamos…….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s